Tomé jugo verde por 60 días y esto fue lo que pasó.

La imagen destacada de este artículo es de @maritzajeannn

En mi intento desesperado por bajar de peso milagrosamente sin un plan alimenticio, sin una disciplina y sin ejercicio, opté por los jugos verdes, porque, seamos honestas, cuando dices que quieres bajar de peso todos dicen «toma jugo verde en la mañana» o «el agua tibia con limón es mi secreto», entonces dije: I’ll take it.

Todas las mañanas, preparaba mi jugo verde con apio, pepino, espinacas, nopal, y un pedacito muy pequeño de piña o de naranja, para darle un sabor dulce/cítrico sin usar azúcar.

La sorpresa: Bajé 5kg. Y jamás los recuperé.

Just kidding. Ok, eso fue cruel. No bajé nada. Ni 200 gramos. Créanme amix. Una vez más, confirmamos que sin disciplina y un plan alimenticio sano, no podemos adelgazar de manera saludable.

Y entonces ¿qué fue lo que realmente pasó?

Mi piel ganó vitalidad y luz que ni con mis 2 litros de agua al día tenía. Mi cabello se hizo más resistente, y al igual que mis uñas y pestañas, crecieron más rápido de lo normal. Mi digestión era mejor, y a pesar de que no perdí nada de peso, sí activé un poco más mi proceso digestivo. Mi acidez disminuyó y por las mañanas, me sentía ligera y fucking great. La hinchazón «normal» de mi abdomen se fue y puedo jurar que fue por este jugo mis cólicos aminoraron.

La verdad es que el jugo verde, y sus nutrientes, en verdad son milagrosos. No te harán pesar lo que Bella Hadid, pero sí te harán sentirte más cómoda durante el día.

 

Share:
0 comments so far.

Deja un comentario

EN EL VLOG

A %d blogueros les gusta esto: